El Fondo Monetario Internacional (FMI) confía en que el gobierno del presidente electo, Donald Trump, seguirá comprometido con el organismo y con otras instituciones internacionales.

En conferencia, el vocero del Fondo, Gerry Rice, desde Washington, aseguró que es muy pronto para hacer conjeturas acerca de la política económica y comercial que gestionará el presidente electo de Estados Unidos .

Y matizó que el FMI trabajará para crear políticas que ayuden a mitigar el impacto negativo para aquellos que sienten que han quedado marginados o rezagados .

Ésta es la primera vez en que un funcionario del FMI habla acerca del presidente electo de Estados Unidos, en las pasadas Reuniones Anuales de octubre descartaron incluso pronunciar el nombre de los candidatos a la Presidencia.

En su conferencia quincenal, Gerry Rice accedió a comentar que el Fondo ha enfatizado la importancia de lograr que el crecimiento económico sea inclusivo y destacó que también han llamado a hacer que la globalización trabaje mejor y para todos .

Las economías abiertas y proclives al comercio han desarrollado muchos beneficios y han sido determinantes para sacar de la pobreza a muchas personas , enfatizó.

El presidente electo de Estados Unidos mantuvo en campaña una posición anti comercio global, pues consideraba que aquel país había ingresado a los tratados comerciales con otros países que le generaron importantes desventajas.

De ahí su intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y ni siquiera considerar la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

El vocero del Fondo reiteró que será hasta que tome la administración Trump, cuando podrán tener un panorama más claro sobre la ejecución de sus políticas y las directrices de su gestión.

Claramente se han presentado efectos negativos de los acuerdos comerciales y tendrían que ser tomados en cuenta también para incluir a quienes se han quedado al margen de los beneficios , reconoció Rice.

En las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial (BM), realizadas en octubre, funcionarios de ambos organismos, empezando por la directora gerente, Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, prefirieron esgrimir las ventajas económicas y de beneficio a la gente que ha dejado el comercio global.

Economistas de ambos organismos concordaron entonces en que el Fondo y el Banco Mundial debían subirse a la discusión pública que cuestiona al comercio mundial, para evidenciar con logros sociales el éxito de su presencia como motor de crecimiento

Trump, determinante para el FMI, el BM Y el BID

El FMI es la segunda mayor asociación de países, después de la ONU, al congregar a 189 miembros.

Sus decisiones de financiamiento y tipo administrativo se asumen a partir del voto de la membresía, donde cada voto pesa en proporción a la cuota que paga por ser accionista.

El principal accionista del FMI, es Estados Unidos, pero también lo es del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Los tres son los organismos financieros internacionales más activos en América Latina.

Estados Unidos cuenta con el voto independiente y el más alto en el FMI, que corresponde a 16.54 por ciento.

Esto significa que Estados Unidos tiene la capacidad, él solo, para favorecer una decisión del organismo, vetarla o dejarla en el aire.

El representante de cada miembro en el FMI, identificado como gobernador, es el ministro del Tesoro, es decir, es el par del secretario de Hacienda mexicano, pero su afirmativa a nombre del país no es autónoma: depende de la directriz del mandatario y del Congreso

El presidente electo y la Fed

Por la mañana, un asesor económico del presidente electo de Estados Unidos destacó que el crecimiento económico es más importante que el debate sobre las políticas monetarias de la Reserva Federal (Fed).

Creo que las personas deberían dejar (de enfocarse en) la Fed y hablar más sobre otras políticas que cambiarán más rápidamente , expresó David Malpass, funcionario del Tesoro y del Departamento de Estado durante los gobiernos de Ronald Reagan y George H.W. Bush.

Citó, además, durante una entrevista con CNBC, la necesidad de una expansión del empleo para las pequeñas empresas mediante mejores regulaciones, políticas energéticas y recortes impositivos. (Con información de Reuters)