Los ministros de Economía y Finanzas del área del euro, el Eurogrupo, debatirán este lunes la posibilidad de aportar fondos adicionales al llamado presupuesto para la eurozona, un mecanismo destinado a financiar reformas e inversiones, cuya dotación inicial sería de 13,000 millones de euros para los próximos siete años.

Los ministros de Finanzas de la eurozona mantendrán este lunes un intercambio sobre las últimas previsiones económicas presentadas por la Comisión Europea, que confirman la desaceleración de los últimos meses y están marcadas por el brote del coronavirus y la incertidumbre sobre sus posibles consecuencias en la zona euro.

Además, los responsables de economía de los Diecinueve debatirán la posibilidad de añadir fondos adicionales al embrión de presupuesto de la eurozona y abordarán por primera vez la revisión de las reglas fiscales.

La actualización de las previsiones macroeconómicas de Bruselas prevén un crecimiento del PIB de la eurozona de 1.2% tanto en este año como en el 2021, una expansión que, sin embargo, se enfrenta a una serie de riesgos a la baja, entre los cuales se encuentra el impacto potencial del coronavirus chino.

Aunque el Ejecutivo comunitario trabaja bajo la asunción de que afectará la economía del gigante asiático sobre todo en el primer trimestre y tendrá unas repercusiones “relativamente limitadas” sobre la economía global, también es consciente de que las consecuencias podrían ser mayores dependiendo de la duración y la propagación de la enfermedad.

Aumentar el presupuesto

Más allá del intercambio sobre los últimos datos económicos, los ministros tratarán de cerrar un acuerdo que permita de manera voluntaria a cada país de la moneda única aportar fondos adicionales al presupuesto de la eurozona, para la convergencia y la competitividad que debe comenzar a andar a partir del 2021.

La idea es completar la dotación que este instrumento tendrá con cargo al presupuesto general de la UE mediante contribuciones voluntarias de los Diecinueve, que todavía están “bastante divididos” sobre esta cuestión, admiten fuentes comunitarias.

Por otro lado, los ministros de Finanzas del euro mantendrán una primera discusión sobre una posible reforma de las reglas fiscales europeas. La Comisión Europea lanzó hace dos semanas un proceso de reflexión hacia una reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.