El jefe del grupo de ministros de finanzas de la zona euro prometió trabajar con el gobierno que resulte ganador de las próximas elecciones griegas, al tiempo que pidió a Atenas mantener su política de austeridad.

Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, y ministro de Finanzas holandés, dijo que Europa podría ofrecer más ayuda si Grecia mantiene sus promesas de reformas.

Sea cual fuere el nuevo gobierno, debemos trabajar con él , declaró Dijsselbloem a un pequeño grupo de periodistas, en una visita a Tokio. Ello no cambiará nuestras políticas ni nuestra cooperación con los griegos , insistió.

Si éstos cumplen con sus compromisos (...) estamos dispuestos incluso a hacer más en la ayuda al país, añadió, e insistió que ya se ha hecho mucho para salvar a Grecia.

Recientemente ha crecido la especulación de que si Syriza (en contra del rescate de Grecia) gana las elecciones parlamentarias del 25 de enero, tratará de renegociar los préstamos y condiciones de su acuerdo con la Unión Europea, provocando posiblemente una crisis entre Atenas y sus socios de la zona euro.

También existe preocupación de que Tsipras, cuyo partido lidera las encuestas de opinión, pida una nueva reducción en su deuda exterior que costaría a los contribuyentes alemanes hasta 40,000 millones de euros, según algunos economistas germanos.

Los contribuyentes alemanes no tienen nada que temer de un gobierno de Syriza , afirmó Tsipras en el diario Handelsblatt. Al contrario. No es nuestra meta buscar una confrontación con nuestros socios para tener más crédito o una licencia para un mayor déficit , dijo.

El objetivo es estabilizar el país, alcanzar un presupuesto primario equilibrado y acabar con la sangría de los contribuyentes alemanes y griegos , escribió.

Pero Tsipras dijo que Grecia sólo sería capaz de repagar su deuda si se abandonan las medidas de austeridad. La verdad es que la deuda griega no se pagará mientras nuestra economía esté continuamente expuesta a la asfixia fiscal , dijo.

Tsipras reiteró que quería que Grecia permaneciera en la zona euro. Nuestro objetivo es alcanzar un nuevo acuerdo (dentro de la zona euro) que permita al pueblo griego respirar (...) y vivir dignamente, restableciendo la sostenibilidad de la deuda y encontrando una salida de la recesión a través del crecimiento , indicó.

Las elecciones griegas han reavivado las preocupaciones de los inversionistas de que las tensiones entre Atenas y sus socios europeos podrían llevar a Grecia a abandonar la zona euro.

Angela Merkel, canciller alemana, ha quitado hierro a esa posibilidad, aunque ha dejado claro que espera de Atenas que se atenga a los términos de sus rescates internacionales.