El déficit de las exportaciones brasileñas a Argentina puede bajar hasta 0.5 puntos porcentuales el crecimiento de Brasil este año, contando los efectos directos e indirectos.

Entre enero y septiembre, las ventas del país carioca retrocedieron 20.2% en relación al mismo período del 2011, por la combinación de las barreras comerciales implementadas por el gobierno argentino y la fuerte desaceleración de la economía.

Existe consenso de que el Producto Interno Bruto (PIB) se expandirá alrededor de 1.5% en Brasil en el 2012. LCA Consultores estima que el impacto directo de la caída de las exportaciones a Argentina quitará 0.2 puntos al PIB brasileño este año.

Los efectos indirectos sobre la inversión, empleo y renta pueden sacar otros 0.3 puntos, dijo el economista jefe de LCA, Braulio Borges. Para el director del Departamento de Comercio Exterior de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp), Roberto Giannetti da Fonseca, la fuerte baja de las exportaciones hacia Argentina hará que el crecimiento brasileño baje entre 0.3 y 0.4 puntos este año.

Los dos especialistas resaltan la importancia de Argentina como destino de manufacturas brasileñas. En el 2011, Argentina compró 22% de las manufacturas vendidas por Brasil , dijo Borges, al indicar el efecto multiplicador del sector de manufacturas sobre el resto de la economía, dado el mayor valor agregado de esos productos.

Para calcular lo que el retroceso de las exportaciones a Argentina tiende a robar del crecimiento del PIB brasileño este año, Borges consideró que las ventas externas mantendrán en el 2012 el mismo ritmo que hubo entre enero y septiembre. En ese período, las exportaciones a Argentina retrocedieron los mencionados 20.2%, mientras las ventas para el resto del mundo cayeron 3.5 por ciento.

Si las exportaciones a Argentina tuvieran este año el mismo ritmo de las ventas para los otros países, las exportaciones totales tendrían una variación de 1.5 puntos porcentuales por encima de lo que tendrán de hecho .

Para la contabilidad del PIB, lo que importa son los volúmenes, pero por ahora solo hay informaciones sobre cantidades exportadas en el primer semestre de este año. En ese período, el volumen exportado para Argentina cayó 15.8% en relación al primer semestre del 2011, el gran factor que explica el déficit de poco más de 15% del valor de las ventas. Los precios tuvieron una suba de 0.7%, según la Fundación Centro de Estudios de Comercio Exterior (Funcex).

Borges calcula que este año el volumen exportado hacia Argentina retrocederá 20%, mientras que caerá 3.5% para el conjunto de los otros socios, por entender que casi toda la caída de las ventas se debe a la caída de volúmenes, y no al movimiento de precios.

Considerando que las ventas externas de bienes representan cerca de 90% de las exportaciones totales de bienes y servicios, que tiene peso de 11,9% en el PIB, se llega a un impacto directo negativo de 0.2 puntos sobre el crecimiento de este año. Pero ese es un efecto directo que ignora los impactos sobre el resto de la economía y el hecho de que las exportaciones hacia Argentina tienen un alto valor agregado. El impacto indirecto puede llegar a 0.3 puntos , dijo Borges.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica