El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dijo el viernes que suspenderá el alza mensual de los precios de los combustibles y que decidió establecer valores fijos para la venta de la gasolina extra y el diésel.

La decisión de Lasso sigue la presión de las organizaciones indígenas y sociales, que habían convocado una protesta nacional para la próxima semana en rechazo al incremento de los precios de los combustibles, así como a las políticas económicas y sociales del gobierno.

"He decidió que desde hoy se suspenden los incrementos mensuales de los precios de los combustibles", dijo Lasso, en una intervención por sus cuentas oficiales.

"A partir de ahora se establece el precio de la gasolina extra en 2.55 dólares el galón y de igual manera el precio del diésel para el transporte público, comunitario, escolar, de turismo, de carga pesada, mixto y para el público en general se establece en 1.90", agregó.

Antes del anuncio, los precios de la gasolina extra, que tiene el mayor consumo en Ecuador, y el diésel se fijaban mensualmente mediante un sistema fluctuante basado en el precio del petróleo, lo que ha llevado en los últimos meses a un incremento importante.

El modelo fue adoptado por el expresidente Lenín Moreno en mayo del 2020, meses después de que violentas protestas de indígenas y organizaciones sociales obligaron a su gobierno a retroceder en su intención de eliminar los subsidios a los combustibles como parte de un plan de austeridad.

Los nuevos precios fijados son ligeramente superiores a los que estaban vigentes para este mes.

"Los hemos escuchado a ustedes, a los ciudadanos, y también a los sectores sociales y políticos para generar acuerdos que nos lleven a un entorno estable, en el que la economía pueda crecer y generar empleo", agregó Lasso.

El mandatario añadió que la economía con problemas de liquidez y golpeada fuertemente por la pandemia "está encendiendo sus motores y empieza a ver el dinamismo que se requiere" para generar fuentes de empleo.

El gobierno ha mantenido diálogos con diferentes sectores, incluidos grupos indígenas, sobre las medidas que impulsa Lasso para la reactivación económica del país.

El mandatario dijo además que hará cumplir sin excepción los precios oficiales de los productos que integran la canasta básica, en un intento para proteger a la economía familiar.