El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), el estadounidense Maurice Obstfeld, dejará su cargo a finales de diciembre después de tres años al frente del influyente Departamento de Investigación, informó hoy la institución financiera internacional.

"El tiempo de Maurice en el FMI dejará una profunda huella y no sólo por asegurar su reputación al ofrecer análisis de gran calidad", indicó Christine Lagarde, directora gerente del FMI, en un comunicado.

Lagarde subrayó la capacidad de Obstfeld "de combinar rigor académico con sus explicaciones de complejos temas económicos y ofrecer argumentos persuasivos para las políticas necesarias".

"Nos ha forzado a ampliar nuestras perspectivas en una serie de cuestiones fundamentales para el panorama macroeconómico, y nos ha ayudado a hacer que el Fondo se mantenga tan relevante ahora para sus miembros como cuando comenzó", agregó.

Obstfeld, considerado uno de los economistas más reputados del mundo, volverá a su cargo previo de profesor en la Universidad de California en Berkeley.

El FMI ya ha anunciado que su búsqueda de un sustituto comenzará "pronto", en un momento de incertidumbre y preocupación mundial por la escalada de tensiones comerciales desencadenadas por la agresiva agenda de proteccionismo comercial del presidente estadounidense, Donald Trump.

De este modo, queda vacante un puesto clave en el organigrama del FMI, ya que es el encargado de coordinar los informes de previsiones globales que se publican semestralmente, y son consideradas las de referencia para mercados y gobiernos.

La próxima edición de estas "Perspectivas Económicas Globales" será en el mes de octubre en la asamblea anual de la institución que tendrá lugar en Indonesia.

Obstfeld, de 66 años, sustituyó al frente del Departamento de Investigación al francés Olivier Blanchard.