Las economías asiáticas, que han resistido mejor que el resto del mundo a la crisis de 2008, parecen perder fuelle mientras los gobiernos siguen preocupados por controlar la inflación persistente.

La actividad manufacturera de China avanzó más lentamente en mayo que en abril, según dos índices publicados por una organización cercana al gobierno y por el banco HSBC, respectivamente.

El índice PMI de directores de compras de la Federación China de Logística y de Compras (CFLP, según sus siglas en inglés) pasó del 52.9 de abril al 52.0 en mayo. El PMI calculado por HSBC se situó en mayo en 51.6, frente a 51.8 de abril.

El banco destaca que "prosigue la moderación del crecimiento de la producción manufacturera acompañada de una reducción de las presiones inflacionarias" el mes pasado.

Estas señales de moderación son una buena noticia para China que busca sobre todo, por el momento, reducir su tasa de inflación.

El aumento de los precios al consumo interanual fue del 5.3% en abril, poco menos que en marzo (5.4%), el mayor nivel en 32 meses, pero muy por encima del objetivo oficial de 4%.

Una inflación alta, sobre todo para los productos de primera necesidad, amenaza el poder de compra de los más pobres y puede provocar revueltas sociales.

Después del otoño, el Banco Central chino ha subido varias veces los tipos de interés y las reservas obligatorias de los bancos para controlar la inflación.

Algunos analistas temen que la disminución del crecimiento de la segunda economía del mundo sea demasiado pronunciada. Pero Qu Hongbin, economista jefe para China del HSBC, no prevé un aterrizaje duro.

"Es más bien una moderación que una caída del crecimiento y no hay por qué preocuparse con un control demasiado pronunciado" de la política monetaria china, dijo.

En la India, tercera economía asiática, el índice PMI de los directores de compras era del 57.5 en mayo, frente al 58 en abril, mostrando una disminución del crecimiento de la actividad manufacturera.

La inflación también presiona en es país. India tiene una de las tasas más altas de Asia: 8.66% en abril, aunque en baja desde 9.04% de marzo, pero muy superior a la meta del 5.5% del gobierno.

En Taiwán, el índice PMI calculado por HSBC cayó en mayo a 54.9, después de 58.2 en abril, pero el crecimiento sigue sólido. En cambio, en Corea del Sur, el índice PMI fue de 51.2, su nivel más alto en seis meses.

apr