El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, en enero, la actividad económica registró su peor inicio de año desde el 2009.

El Indicador Global de la Actividad Económica, el cual le da seguimiento mensual a la economía mexicana, presentó una contracción de 0.7% anual, con cifras desestacionalizadas.

De esta manera, el 2020 tuvo el peor inicio de año desde enero del 2009, cuando por los efectos de la crisis económica global, la economía mexicana se contrajo 6.0 por ciento.

El dato se da luego de que en diciembre la economía creció 0.1% anual, lo cual pudo compensar poco los decrecimientos que se presentaron en ocho meses del año pasado. Al final, en el 2019 la economía decreció 0.1 por ciento.

Marcos Daniel Arias, analista económico de Monex, indicó que el reporte del Inegi mostró que la economía siguió presentando una inercia de debilidad, incluso antes de la propagación mundial del Covid-19. En este sentido, ante el panorama mundial señaló que Monex revisa sus estimados de crecimiento.

Hacia delante, las expectativas de crecimiento para México colocan un escenario negativo, en donde la contracción iría desde 0.7 hasta 5.7%, ello como consecuencia de la pandemia del coronavirus y la caída de los precios del petróleo.

“Ante la pandemia mundial, crece el riesgo de recesión en México. Las medidas para combatir la situación sanitaria ocasionarían una caída en la demanda interna y externa. Prevemos una recuperación modesta en la segunda mitad del año, ante la expectativa de pocos apoyos fiscales, daños en el mercado laboral y un entorno de incertidumbre y baja inversión. Ponemos en revisión nuestro escenario del Producto Interno Bruto”, señaló Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más.

En su comparación mensual, la actividad economía no mostró variación.

Industrias siguen decreciendo

Al interior del reporte del Inegi se observa que el dato negativo es consecuencia de las contracciones que sufrieron dos de las tres actividades económicas del país.

Las actividades secundarias, relacionadas con las industrias, sufrieron una contracción de 1.7%, con lo que hilaron 16 meses en terreno negativo.

En el caso de las actividades relacionadas con los servicios, es decir, el sector terciario, se registró una contracción de 0.2 por ciento.

Por su parte, las actividades primarias registraron un crecimiento de 1.3%, con lo que hiló dos meses de buen comportamiento.

Coronavirus impactará

Andrés Abadía, senior international economist de Pantheon Macroeconomics, explicó que hacia delante, tanto la industria de la manufactura como el sector de servicios se verán impactados por la emergencia sanitaria.

“La manufactura se verá afectada por el continuo choque de la oferta y la demanda mundial, y la economía de servicios sufrirá como resultado de las medidas implementadas por el gobierno para contener el virus. En general, esperamos que se desarrolle un desastre económico en los próximos tres a seis meses”, aseveró.

Añadió que el mercado laboral ya perdía impulso antes de la pandemia, por lo que hacia delante se podría debilitar más, lo que afectaría el gasto privado, pese a la mejora en los salarios reales.

[email protected]