La economía mexicana sufrió una contracción de 0.6% anual, con cifras desestacionalizadas en el séptimo mes del año, informó este jueves Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el mismo mes del año pasado, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) -el cual da seguimiento mensual a la actividad económica- registró una expansión de 2.9 por ciento.

Con el dato de julio, la economía registró su tercer mes del año de contracción. En marzo presentó una tasa negativa de 0.6% anual, mientras que en mayo fue de 0.2 por ciento.

Al interior del reporte, e Inegi detalló que las actividades secundarias hilaron su noveno mes de contracciones. Para julio, las actividades relacionadas con las industrias mostraron una tasa negativa de 2.8 por ciento.

En tanto, las actividades primarias fueron las que registraron un mejor comportamiento, con una expansión de 4.1 por ciento.

En lo que se refiere al sector de servicios, este resultó con una modesta expansión de 0.2 por ciento.

En su comparación mensual, el IGAE también mostró una contracción, de 0.1 por ciento.

Para este año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) cierre entre una tasa de 0.6 y 1.2 por ciento.