La calificadora de riesgo crediticio Coface estimó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país será de 1.2% en 2013 y de 3.2 en 2014.

La evaluación riesgo país se mantiene en una calificación de A4, sin perspectiva positiva, ya que el desarrollo de la economía será definido por la implementación de leyes secundarias de las reformas estructurales, principalmente la energética y fiscal.

Expuso que la recuperación de la economía mexicana en 2014 estará impulsada por la demanda interna y externa, y destacó que la aceleración en el crecimiento de Estados Unidos beneficiará a México, por los lazos existentes entre las economías de ambos países.

Refirió que tradicionalmente la actividad industrial de las dos naciones van de la mano y 2013 no fue la excepción.

Coface informó en un comunicado que el mejoramiento del sector de la construcción en México será "tímido", ya que sólo aportará 6.0% del PIB, aunque el sector se beneficiará por la construcción luego de los huracanes del año pasado.

"El trabajo en infraestructura retomará su curso, toda vez que ha tenido una desaceleración entre 2012 y 2013, debido a las elecciones, y se estabilizará progresivamente, como una de las prioridades del nuevo gobierno", aseguró.

La calificadora de riesgo mencionó también que las remesas de los inmigrantes motivarán el consumo, particularmente de servicios, así como el incremento en la actividad industrial, la cual se tornará en un empuje para las inversiones.

mac