La economía mexicana no tiene una tendencia en forma de V, sino de L y con tendencia a una severa crisis, si el gobierno federal no actúa a emprender un programa económico emergente bajo la ayuda del endeudamiento público, advirtió Francisco Suárez Dávila, exsubsecretario de Hacienda.

A dos días del retorno a la “nueva normalidad” por la pandemia de Covid-19, el consejero del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) se pronunció porque el presidente Andrés Manuel López rectifique pronto en su política económica y evite dar el paso al "despeñadero".

“Los escenarios que se dan son preocupantes, de cáncer incipiente con metástasis que mina a órganos esenciales como la inversión y la confianza (…) No hay una V, es una economía en L, y puede ser interrumpida por un derrame o infarto de severa crisis con intervención del FMI”, dijo Suárez Dávila.

En videoconferencia de prensa, Suárez Dávila dijo que cuando el Banco de México (Banxico) dice que no hay que acudir al endeudamiento, es “porque el Presidente, como dogma de fe, dice que no hay que incurrir en mayor endeudamiento, entonces está apoyando lo que dice el Presidente. Gerardo Esquivel, el subgobernador al hablar de que se requiere seguro de desempleo, sí habla de tener un modesto déficit y se va topar el gobierno con la realidad porque no tiene recursos”.

kg