La economía de la zona euro está mostrando signos de creciente ímpetu en el cuarto trimestre del año y en noviembre se han observado máximas de muchos años para todos los indicadores principales del estudio: de actividad total, de demanda, de empleo y de inflación, según publicó el jueves lHS Markit, que informa mensualmente el principal indicador de la marcha de la economía privada de los países del euro.

El Índice de Gestores de Compras (PMI, por su sigla en inglés), compuesto de la actividad total de la zona euro, se situó en noviembre en 57.5 puntos frente a 56.0 de octubre hasta máximos de 69 meses (abril del 2011) y el PMI desglosado queda como sigue: el indicador de Actividad Comercial del Sector Servicios subió a 56.2 respecto a 55.0 de octubre hasta máximos de seis meses, y el PMI de la producción del sector manufacturero se situó en 60.8 (58.8 en octubre), hasta máximos de 81 meses, mientras que el sector manufacturero se situó en 60.0 (58.5 en octubre), en máximos de los últimos 17.5 años.

“La actividad comercial y los precios aumentaron a sus ritmos más marcados en más de seis años, mientras que la acumulación más intensa de trabajos por completar en más de una década alentó a las firmas a contratar personal a un ritmo que no se había observado en los últimos 17 años”, señala IHS Markit en su informe.

EL SECTOR MANUFACTURERO IMPULSA LA EUROZONA

“Una vez más, la recuperación fue liderada por el sector manufacturero (...) acompañada por un mayor crecimiento de la actividad en el sector servicios”. El mayor incremento de los nuevos pedidos ayudó a contrarrestar una ligera moderación y las exportaciones de productos aumentaron a un ritmo récord en la historia del estudio. “En servicios, la acumulación general resultante de los pedidos pendientes fue la mayor desde julio del 2006”, prosigue el informe.

“El empleo registró el aumento más importante desde octubre del 2000, ya que un incremento récord en la contratación del sector manufacturero fue acompañado por el aumento más acusado de las plantillas del sector servicios en la última década”.

Por países, destaca el impulso de Francia gracias a los servicios y el avance de Alemania en manufacturas. En el resto de la región, el crecimiento de la actividad empresarial mejoró respecto de la mínima en nueve meses, registrada en octubre.