El índice Compuesto de Gerentes de Compra (PMI, por su sigla en inglés) de la zona euro se ha situado en diciembre en 53.9 puntos, en línea con el nivel marcado en noviembre, según la primera estimación de IHS Markit, especialista en información financiera, elaborada a partir de 5,000 encuestas en compañías.

Si este indicador permanece por encima de los 50 puntos, significa que la economía está creciendo.

Así, los niveles de nuevos pedidos de empleo y los pedidos pendientes se han incrementado a ritmos similares a los de noviembre, lo cual sugiere que las firmas siguieron expandiendo su capacidad en función del fortalecimiento de la demanda, especialmente en el sector manufacturero.

De acuerdo con los datos de esta encuesta, los pedidos han aumentado debido a que la depreciación del euro ha incrementado la competitividad.

Asimismo, otra de las novedades de diciembre es una nueva intensificación de las presiones inflacionistas.

Para Chris Williamson, economista en jefe de IHS Markit, la economía de la zona euro terminará el 2016 con muy buenas noticias.

El PMI indica que la actividad total ha aumentado a la tasa más rápida de lo que va de año en el cuarto trimestre, señalando un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 0.4% , afirmó. En el tercer trimestre la economía de la región se expandió 0.3%, al igual que en el segundo.

Es una buena lectura. Los indicadores a futuro son bastante positivos , agregó.

Además, destacó que las condiciones del sector manufacturero han mejorado al ritmo más intenso en los últimos cinco años y medio, mientras que en el sector servicios la confianza ha marcado máximos en ocho meses.

Aunque las encuestas del PMI de diciembre ubican a la economía de la zona euro en una plataforma sólida de cara a comenzar 2017, obviamente sigue habiendo posibilidades de que la incertidumbre política descarrile el crecimiento, puesto que se avecinan elecciones en los Países Bajos, Francia y Alemania, y comienzan las conversaciones sobre el Brexit , indicó Williamson.