El crecimiento de la economía rusa se desaceleró en el 2013, estableciéndose en 1.4% del PIB, como había previsto el gobierno, indicó este miércoles el ministro de Desarrollo Económico, Alexei Uliukaev.

El ritmo de crecimiento económico del año pasado no es en ningún caso satisfactorio, del 1.4% , declaró Uliukaev ante los senadores, citado por la agencia Interfax.

El dato es el más flojo desde la recesión del 2008 y el 2009. En el 2011 Rusia creció 4.3%, y al año siguiente 3.4 por ciento.

El ministro explicó que el crecimiento se ha visto frenado por factores externos, como la recesión de algunos socios comerciales de Rusia, y también por factores internos, como el bajo nivel de inversión en el país.

El gobierno, que a comienzos del 2013 esperaba un crecimiento del PIB de 3.6%, se vio obligado en varias ocasiones a revisar a la baja su previsión.

En diciembre, el ministro de Desarrollo reconoció que Rusia, considerada uno de los países emergentes más dinámicos, acusaba un estancamiento , que podría durar varios años.

mac