El Producto Interno Bruto (PIB) de Portugal se contrajo un 1.5% en 2011 y un 1.3% en el cuarto trimestre en relación al trimestre precedente, según datos provisorios divulgados este martes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Esos datos son algo mejores que los previstos por el Gobierno y el Banco de Portugal, de una contracción de 1.6% del PIB tanto anual como trimestral. En el periodo octubre-diciembre, el retroceso fue de 2.7% si se lo compara con el mismo periodo de 2010.

"El acentuado retroceso del PIB en el cuarto trimestre refleja una agravación significativa de la demanda interna a causa de una fuerte caída de la inversión y del consumo de los hogares", explicó el INE.

Las cuentas externas registraron en cambio mejoras, debido a una disminución de las importaciones y a "un crecimiento elevado de las exportaciones en términos interanuales", agrega.

El gobierno portugués, fuertemente endeudado, puso en marcha un programa de severos ajustes para obtener en mayo de 2011 una asistencia financiera internacional de 78,000 millones de euros. Esas medidas desincentivaron la inversión y el consumo y 2012 debería terminar con otra contracción del PIB, de 3 por ciento.

RDS