En octubre, la economía mexicana perdió el ímpetu que le caracterizó en el transcurso del año y registró una desaceleración en su actividad productiva que le ubicó en niveles no vistos desde agosto del 2011, según los indicadores líderes compuestos de la OCDE.

El indicador para México se ubicó en 99.7 puntos, con lo que se confirma la tercera baja mensual desde julio de este año.

Además, ésta es la primera vez, desde diciembre del 2011, que los indicadores para México resultan por debajo de los que en conjunto alcanzan las economías de la OCDE, que en octubre alcanzaron los 100.3 puntos.

Al difundir los indicadores líderes y adelantados, la Organización advierte que el grupo de los países OCDE mantienen el crecimiento en una fase de estancamiento, pues no obstante al dinamismo observado en Estados Unidos, las economías europeas se mantienen en desaceleración y contracción.

En el desagregado del reporte, la OCDE destaca que tanto Estados Unidos como Reino Unido se mantienen en una trayectoria de firme crecimiento, donde la actividad está apuntalada, afirman, por un repunte de la confianza del consumidor.

Dicho en números, el conjunto de indicadores para EU llegó a 100.9 puntos, que es siete décimas superior al conjunto, mientras el de Reino Unido se ubicó en 100.5 puntos.

LOS EXTREMOS

En el mismo detalle, refiere que los indicadores de Canadá, Japón, Rusia, Alemania, Francia y la zona del euro arrojan una trayectoria de debilidad.

En Italia, encontró indicios de una inflexión sobre el ciclo económico que, sin embargo, resulta insuficiente para compensar la tendencia negativa del conjunto de los países OCDE de Europa.

De hecho, precisa que el índice para los países OCDE de Europa se ubicó en 99.6 puntos, con lo que se hila el noveno mes en picada para estos indicadores.

Tal como lo viene haciendo desde hace varios meses, la OCDE presenta también el registro de los indicadores para los países BRIC.