Los indicadores compuestos del ciclo económico de México, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se quedaron sin cambios en abril, respecto del mismo nivel que alcanzaron en marzo.

De acuerdo con la lectura de los indicadores líderes como la actividad industrial, el desempeño de las empresas que cotizan en Bolsa, el Producto Interno Bruto (PIB) y la confianza del consumidor, entre otros, el índice para México alcanzó un registro de 100.1 puntos en abril.

Esto significa que se quedó ligeramente arriba de la tendencia de largo plazo, por segundo mes consecutivo, dinámica en la que no se había encontrado desde abril del año pasado.

Al comparar el ciclo mexicano con el de los países miembros, para identificar la fase de desacople en la que se encuentra la economía, resulta que mantiene una dinámica por arriba del promedio de las economías de la OCDE, que es de 99.4 puntos.

La media de los países miembros también se mantiene en la lectura de abril sin cambios, tal cual estaba en marzo, pero por debajo del nivel del inicio de año, cuando alcanzó 99.7 puntos.

En la metodología de los indicadores, la entidad explica que estas estadísticas mensuales se utilizan para identificar señales tempranas de puntos de inflexión en la actividad económica y negocios de los países.

EU, con signos ?de estabilización

La dinámica del ciclo de negocios mexicano se encuentra ligeramente arriba de la que ofrece Chile, cuyos indicadores líderes se encuentran en 100 puntos. Y lejos del ciclo de Estados Unidos que, al comparar la lectura del indicador respecto de la que tienen los demás miembros, se sitúa a la cola del listado, con 98.9 puntos.

Es decir, la primera economía del planeta estaba en abril por debajo de su tendencia, donde se ha mantenido desde junio del 2015.

En el comunicado, donde la OCDE ofrece una lectura de los indicadores para el grupo de las siete mayores economías miembros, es decir Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón, Italia y Canadá, evidencian que Estados Unidos se encuentra en una fase del ciclo con signos de estabilización .

Esto porque es el tercer mes consecutivo que el indicador está en la misma lectura de 98.9 puntos, lo que significa que ha dejado de perder fuerza, tal como lo había mostrado la caída del indicador desde junio del 2014, cuando estaba en 100.8 puntos.

Avanzadas, estables

La misma lectura de los indicadores para las economías avanzadas arroja, según la OCDE, un momentum estable de crecimiento .

Entre las siete avanzadas, la más dinámica resulta Francia, cuyos indicadores del ciclo económico y de negocios se encuentra en 100.75 puntos, es decir, por arriba de la tendencia, y le sigue Italia, con 100.5 enteros.

Y la economía avanzada que está con la fase menos dinámica es Estados Unidos.

Emergentes, en desacople

Según los datos del reporte, la desaceleración de las economías emergentes en el mes es liderada por el estancamiento de la maquinaria de China.

China, que es la economía emergente más grande entre el grupo, hila un quinto mes consecutivo estancada en 98.4 puntos.

Sin embargo, al extender la lectura hacia todos los indicadores de los países BRIC, es decir Brasil, Rusia, India y China, resulta que tres siguen debajo de la tendencia promedio de la OCDE, siendo el ciclo más dinámico el de India, que se encuentra en 100.4 puntos.

La metodología de los indicadores compuestos de la OCDE es base para la que utiliza el Inegi para integrar sus indicadores adelantados, que en la lectura de abril se ubicó debajo de la tendencia de largo plazo, al observar un valor de 99.4 puntos y una disminución de 0.01 puntos respecto de la del mes anterior.

ymorales@eleconomista.com.mx