La economía de Hong Kong entró en recesión en 2019 por primera vez en diez años, según datos publicados este lunes, consecuencia de la guerra comercial y de las protestas prodemocráticas en este territorio chino.

En 2019 el Producto Interior Bruto (PIB) se contrajo 1.2% interanual, algo que no ocurría desde 2009.

Por su parte la contracción en el cuarto trimestre del año —cuando las protestas alcanzaron su máximo grado de violencia— fue del 2.9%, lo que supuso el tercer trimestre consecutivo de caída.

"Los incidentes sociales locales con violencia durante el [cuarto] trimestre tuvieron un alto coste en el entorno económico, así como en las actividades relacionadas con el consumo y el turismo", indicó el gobierno local en un comunicado.

En la segunda mitad del año pasado hubo manifestaciones diarias con enfrentamientos violentos entre manifestantes y la policía.

Hong Kong se enfrenta ahora además a las consecuencias del coronavirus de Wuhan, que está afectando a la economía del territorio y de la China continental.

abr