La oficina estadística griega (ELSTAT) informó hoy que la economía de Griega se contrajó 7.0% en el último trimestre de 2011, dos puntos porcentuales más respecto al 5.0% prometido por el gobierno ante sus acreedores europeos.

En su reporte sobre el comportamiento de la economía durante el año pasado, la ELSTAT precisó que el Producto Interno Bruto (PIB) se ubicó los últimos tres meses de 2011 en 7.0% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que confirma que sigue en recesión.

La autoridad estadística helénica destacó que con esta caída, la contracción anual se situó en 5.5%, el cuarto año de recesión consecutivo en Grecia, según un reporte de la agencia oficial de noticias griega AMNA.

Según las cifras de la ELSTAT, el PIB cayó 2.0% respecto al 5.0% registrado en el tercer trimestre de 2011, cuando logro un avance significativo, luego del 7.3 y el 8.0%, resgistrados de manera respectiva en el segundo y primer trimestre .

El reporte de la ELSTAT aclaró que los datos disponibles no han sido aún ajustados, por lo que podría haber cambios.

Grecia se encuentra actualmente en su quinto año de recesión, dada la disminución del PIB de 0.15% en 2008 al 3.3% registrado en 2009, el 3.4% de 2010 y 6.8% del año pasado.

El dramático deterioro de la economía griega se atribuye principalmente al 'congelamiento' en las inversiones públicas y privadas y a una drástica reducción en la demanda de consumo, destacó el reporte informativo.

El Ministerio de Finanzas griego había anticipado una recesión en 2.8% para 2012, pero los pronósticos anticipan ahora que irán en declive y será de más de 3.5%, resultando en una recesión acumulada de entre 4.0 y 5.0% entre 2012 y 2013.

Los problemas de la recesión se han agudizado en los últimos dos años, por las medidas de austeridad exigidas por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de su ayuda financiera.

Las medidas no sólo han reducido de manera drástica el poder adquisitivo de los griegos, sino que han provocado un estancamiento de la economía, debido al despido de miles de trabajadores, que han duplicado el desempleo, el cierre de comercios y el alzas de precios.

RDS