El cierre obligado de negocios en todo Estados Unidos y el aumento del desempleo por la pandemia de coronavirus provocarán una contracción del 30% en el crecimiento en Estados Unidos en el segundo trimestre y del 5% en el total de 2020, escribió Pacific Investment Management Co (PIMCO) el miércoles.

Tiffany Wilding, economista de PIMCO para América del Norte, escribió en un blog que las evidencias presentadas por los recientes reportes de empleo sugieren que la tasa de desempleo podría subir hasta el 20 por ciento.

La contracción del 30% en el crecimiento en el segundo trimestre será seguida probablemente por dos cuartos de recuperación, indicó Wilding. Aunque dos cuartos de contracción es más bajo que los cuatro resgistrados en la crisis financiera de 2008, la profundidad del impacto es mucho mayor, ya que las contracciones trimestrales no superaron el 8.0% en ese tiempo.

PIMCO, con base en California, es una de las principales firmas mundiales de inversión, con activos gestionados por 1.91 billones de dólares al 31 de diciembre de 2019.

"La velocidad y magnitud de la disrupción del mercado laboral estadounidense ha sido más aguda que nada que hayamos visto en la historia reciente, lo que sugiere que es probable que el declive de la actividad general haya sido también mucho más severo", escribió Wilding.

Pese a la gran cantidad de despidos ya ejecutados, es probable que el número de empleos perdidos siga aumentando a medida que los estados cierran negocios no esenciales. Se espera que las cifras también suban cuando las oficinas de empleo tramiten las solicitudes atrasadas.

Wilding destacó que el reporte gubernamental de empleo de marzo mostró que los despidos comenzaron antes de lo sugerido previamente por los datos de desempleo semanal, y se extendieron por todas las industrias, incluida la del cuidado de la salud, que PIMCO esperaba que mostrara su resiliencia.

La publicación dijo que, a pesar de los programas fiscales y monetarios sin precedentes aprobados por las autoridades, sigue habiendo riesgos significativos para la economía estadounidense. Puede que el estímulo no sea lo suficientemente grande o rápido para impedir olas de quiebras, mientras que la experiencia de la pandemia podría cambiar el comportamiento del consumidor.