El Producto Interno Bruto (PIB) español en el primer trimestre de 2011 creció 0.8 % respecto al mismo período del año anterior, dos décimas más al estimado para el período precedente.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), confirmó esta previsión y agregó que la economía española continua en la senda de suave crecimiento interanual, apoyada fundamentalmente por la contribución del sector exterior.

En términos intertrimestrales, el PIB creció 0.3%, una décima más que en el trimestre precedente.

Respecto a los hogares, el gasto en consumo cayó más de un punto (de 1.7 del último trimestre de 2010 al 0.7% de los tres primeros meses del año), por las altas tasas de desempleo y de inflación.

Por lo que se refiere al entorno europeo, la Unión Europea en su conjunto aceleró tres décimas su crecimiento interanual, desde el 2.2 al 2.5%, mientras que en la Eurozona, la aceleración alcanzó cinco décimas, del 2.0 al 2.5 por ciento.

El INE indicó que este resultado se apoya en el comportamiento cada vez más expansivo de las principales economías de la zona, con la excepción de Italia.

Alemania es el país que presenta mayor aceleración de su crecimiento (del 3.8 al 4.8%), seguido de Austria (del 3.2 al 4.0%), Holanda (del 2.5 al 3.2%), Francia (de 1.4 al 2.2%) y el Reino Unido (del 1.5 al 1.8 por ciento).

Italia bajó su crecimiento de 1.5 a 1.0%, pero todas estas economías registran crecimientos superiores a la española.

RDS