La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió hoy que persisten riesgos en la economía estadounidense, sobre todo a partir de que el gobierno retire las ayudas estatales, y advirtió que la recuperación será moderada.

En su reporte semestral de perspectivas económicas, la OCDE señaló que 'es difícil saber si el crecimiento de la producción ya es autosustentable' en Estados Unidos.

En el informe, en el que la OCDE estimó que la principal economía del mundo crecerá 3.2% este año y en el 2011, los expertos del organismo consideraron que es complicado saber 'cómo reaccionará la economía (estadounidense) cuando retrocedan' los estímulos.

Los expertos de la OCDE, con sede en París, indicaron que un riesgo para la recuperación del crecimiento económico en Estados Unidos es el alto nivel de desempleo que subsiste y que podría afectar la recuperación del consumo, el principal pilar de la economía del país.

'El hecho de que numerosos trabajadores estén privados de empleo es susceptible de deprimir sensiblemente la progresión de los ingresos en el transcurso de los dos próximos años, y provocar un crecimiento del consumo más débil que previsto', explicó el organismo.

Según la OCDE, el mayor desafío para el gobierno del presidente estadunidense Barack Obama será acertar con el momento adecuado para retirar los estímulos estatales a la economía que provocaron su recuperación.

'La Reserva Federal y el gobierno deberían retirar progresivamente las medidas de relanzamiento a medida que el crecimiento se haga autónomo. No será simple determinar el momento oportuno para proceder a esa retirada', alertó la OCDE.

La organización, que agrupa a las 31 principales economías mundiales, estableció que 'el ritmo de recuperación debería permanecer moderado a lo largo del 2011 porque los hogares continuarán reconstituyendo su riqueza neta y el desempleo sólo disminuirá débilmente'.

RDS