El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile cayó 9.1% en el tercer trimestre de 2020 en relación al mismo periodo del año anterior y quedó en línea con lo esperado por los analistas debido a la pandemia, informó este miércoles el Banco Central (BC).

Este resultado representa, no obstante, una mejoría frente al descenso del trimestre inmediatamente anterior, que había sido de 14.5 por ciento.

En su reporte de Cuentas Nacionales, el BC explicó que el resultado del tercer trimestre se vio afectado "por la emergencia sanitaria asociada al Covid-19, que continuó influyendo en la movilidad de las personas y el normal funcionamiento de establecimientos productivos".

En este contexto, las actividades más afectadas fueron las de servicios personales, construcción, transporte, restaurantes y hoteles y servicios empresariales.

Pero la cifra trimestral representa un incremento de 5.2% del PIB respecto al trimestre anterior, una recuperación en línea con el levantamiento gradual de las restricciones de control sanitario (cuarentenas o confinamientos), las medidas económicas de apoyo a los hogares y el retiro de una parte de los fondos previsionales tras una ley especial que permitió extraer hasta 10% de los fondos acumulados.

La normativa sobre los fondos pensiones, aprobada a pesar de la oposición del gobierno del conservador Sebastián Piñera, significó una inyección de más de 15,000 millones de dólares, que benefició principalmente al comercio y al consumo de los hogares.

Desde agosto, tras una estabilización de los contagios de coronavirus, las autoridades comenzaron a relajar las medidas de confinamiento, sobre todo en la región Metropolitana, donde viven 7.1 de los 18 millones de habitantes de Chile. Allí los contagios totales suman más de 533.000 y los fallecidos superan los 14,000.

El Banco Central prevé que la economía chilena se contraiga este año en un rango de 4.5 y 5.5%, debido a la crisis sanitaria. Para el próximo año, se prevé un crecimiento de entre 4 y 5 por ciento.