Manuel Neumann, gerente regional para México de la Asociación del Empresariado Alemán para Latinoamérica, declaró en Hamburgo que cualquier medida económica y comercial de Donald Trump contra México golpeará automáticamente a Estados Unidos (EU) .

En entrevista con Notimex, Neumann puso de relieve que con las medidas de Trump hacia México, sin duda también saldrá perjudicado Estados Unidos .

Aquí, expertos y ejecutivos vemos que la relación económica entre México y EU es tan fuerte, están tan ligados, que cada decisión que corta ciertos flujos de negocios y de comercio entre los dos países también va a dañar automáticamente a la economía de Estados Unidos , declaró.

Agregó que esas consecuencias no serán tal vez tan graves para EU como para México, pero las habrá. Lo que ya va quedando claro es que la relación fuerte y cercana que obviamente ambos tienen por su frontera y por su cercanía ya está sufriendo daños. Pero el impacto también será fuerte para EU .

Estimó que la industria más afectada puede ser la automotriz. Hay empresas alemanas de ese rubro que exportan mucho de México a EU, pero todavía es muy pronto para saber cuáles empresas con inversiones en México podrían verse afectadas.

La inseguridad sobre el curso de la política que seguirá el presidente Trump ha generado preocupación en el empresariado alemán y en el europeo, comentó Neumann.

La preocupación del empresariado alemán con respecto a los anuncios de Trump se debe más a la inseguridad que ha creado en los negocios, que a ciertas medidas específicas. La inseguridad es siempre una cosa mala para la economía , afirmó Neumann.

Indicó que nosotros vemos de una manera negativa (la actitud Trump hacia México) en el sentido de que eso nunca puede ser una forma da acercamiento .

No es nuestra idea, ni de los europeos, y en especial de nosotros los alemanes como economía (exportadora), ni de comunicarse ni de hacer negocios. Es lo contrario a lo que nosotros creemos , añadió.

Estimó que también puede haber algunas posibilidades aunque esto tiene un gran signo de interrogación, de que México busque otros socios de negocios o intensifique más el contacto con los que ya tiene .

Tal vez esa alternativa pueda abrir nuevos espacios para México, Alemania y también para Europa . En concreto estimó que eso podría ser una apertura mexicana con dirección a Asia y Europa, porque hacia el sur del continente no hay tantas perspectivas de negocios.