Washigton.- Los altos precios del combustible y las débiles cifras económicas de Estados Unidos impulsaría a la agencia de energía del Gobierno a reducir su estimado de demanda mundial de crudo por segundo mes seguido, una medida que podría avivar el polémico debate en la OPEP de elevar la producción.

Si bien las perspectivas del informe mensual de la Administración de Información de Energía (EIA) el martes es poco probable que influya en el resultado de la reunión del miércoles de la OPEP, será la más actualizada serie de datos sobre la oferta y la demanda que los ministros evaluarán.

"Se vería otro pequeño moderado recorte en las expectativas de demanda global de petróleo en alrededor de 100.000 barriles por día", dijo Guy Caruso, analista de energía del Centro de Estrategia y Estudios Internacionales y ex jefe de la EIA, sobre el pronóstico de la EIA.

Eso puede ser un arma de doble filo.

En la previsión del mes pasado, la EIA redujo su estimación para el crecimiento de la demanda mundial de petróleo este año en 120,000 barriles por día (bpd) a 1.4 millones de bpd, el mayor recorte en 10 meses.

Pero la OPEP no hizo ningún cambio, dejando su pronóstico en sintonía con el de la EIA. La Agencia Internacional de Energía lo recortó ligeramente a 1,3 millones de bpd.

El nuevo pronóstico mensual de la OPEP se publicará el viernes, seguido por las perspectivas de la AIE el 16 de junio.

Aunque la demanda de petróleo se ve fuerte en la India y China, las últimas noticias económicas decepcionantes de Estados Unidos sugiere que la economía del país podría estar desacelerándose.

Estados Unidos creó apenas 54.000 empleos en mayo, alrededor de un tercio de lo que se esperaba, y las cifras del gasto del consumidor y de manufactura han decepcionado.

"La demanda en el último mes ha sido más débil de lo esperado en Estados Unidos", dijo Tim Evans, analista de energía de Citi Futures Perspective, en Nueva York. señalando que el uso de combustibles de Estados Unidos cayó un 5% en mayo respecto al año anterior.

"Me parece que hay mucho espacio para una revisión a la baja", añadió.

apr