Estados Unidos publicará este jueves los resultados de las pruebas de resistencia impuestas a sus 19 bancos más grandes, efectuados a partir de la hipótesis de una recesión que alcance a todo el G-7 en el 2012, anunció ayer el banco central estadounidense, la Reserva Federal (Fed).

El examen anual de solidez de los fondos propios de esos establecimientos permitirá ver si pueden enfrentar hipótesis como una caída de la actividad en Estados Unidos, Europa y Japón este año, un desempleo de 13% y una caída del índice Dow Jones de 50% en menos de un año.

El G-7 está compuesto por Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón, Italia, Gran Bretaña y Canadá.

Las pruebas que se realizan a la banca por parte de sus reguladores buscan evitar que se presenten situaciones de crisis como la de Lehman Brothers.

La mayoría de los bancos europeos tuvo problemas para resolver las pruebas propuestas.