Nueve de los mayores bancos del mundo hicieron una revisión sobre cómo sus firmas podrían ser rescatadas o desarticuladas si se tornan insolventes, luego de que reguladores estadounidenses publicaron parte de sus planes de liquidación.

Los nueve bancos que presentaron sus planes de liquidación fueron Bank of America, Barclays, Citigroup , Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JPMorgan Chase & Co, Morgan Stanley y UBS.

La Reserva Federal y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés) divulgaron los planes sin hacer comentarios al respecto. " El Plan de Solución no requeriría de un respaldo extraordinario del Gobierno, y no resultaría en pérdidas avaladas por el Gobierno de Estados Unidos", dijo J.P. Morgan en su documento.

A diferencia de otros bancos, Bank of America no arrojó conclusiones sobre el potencial éxito de su plan de solución. En cambio, la entidad bancaria describió en general varios regimenes de solución, incluyendo el uso del código de bancarrota o de cesación de pagos del FDIC.

Los reguladores planean ofrecer antecedentes a los bancos sobre los planes iniciales en septiembre. Estos pueden forzar a hacer cambios en la estructura de los bancos u otras grandes compañías financieras si consideran que la institución no puede ser liquidada fácilmente una vez que esté en problemas.

El Congreso exigió que los planes en la ley de reforma financiera Dodd-Frank alivien las preocupaciones de que algunos bancos son demasiado grandes y muy complejos para fracasar y evitar que se repitan los masivos rescates financiados por los contribuyentes que se vieron durante la crisis financiera.