Estados Unidos y Brasil firmaron varios protocolos para reforzar su relación comercial y Washington prometió créditos por 1,000 millones de dólares para el sector de las telecomunicaciones y el 5G, con la esperanza de que Brasil prohíba a la china Huawei.

El mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, también conocido como el “Trump tropical”, que convirtió su alineamiento con Washington en pilar de su diplomacia, hizo estas declaraciones durante la visita a Brasilia del consejero de Seguridad Nacional estadounidense, Robert O’Brien, quien afirmó que Estados Unidos y Brasil “están más unidos que nunca”.

El nuevo protocolo incorpora capítulos sobre facilitación del comercio, prácticas regulatorias y medidas contra la corrupción a un acuerdo bilateral de profundización de relaciones comerciales que rige desde el año pasado, señalaron ambos gobiernos en una declaración conjunta.

“En el último año y medio, junto con el presidente Donald Trump llevamos la relación entre Brasil y Estados Unidos a su mejor momento de la historia y con esto iniciamos una nueva etapa en la relación entre las dos mayores economías y democracias del continente”, sostuvo Bolsonaro al anunciar los protocolos.

Analistas señalaron que Brasil quiso que el protocolo fuese firmado antes de las elecciones estadounidenses del 3 de noviembre, que generan incertidumbre sobre el futuro de las relaciones bilaterales en caso de que gane el demócrata Joe Biden, adelante en las encuestas. “En una potencial presidencia de Joe Biden, los acuerdos comerciales con Brasil enfrentarían más obstáculos”, dijo la consultora Euroasia Group.

Hace tres semanas tuvo un encontronazo con el aspirante demócrata a la Casa Blanca y favorito en los sondeos, Joe Biden, quien amenazó en el primer debate de campaña con consecuencias económicas a Brasil si continúa deforestando.

En esa ocasión, Bolsonaro advirtió que esa declaración “desastrosa y gratuita” de Biden ponía en riesgo la “convivencia cordial” entre las dos mayores economías del continente.

O’Brien visitó Brasil para entrevistas de alto nivel que supuestamente apuntaban a presionar para que Brasil no recurra a la compañía china Huawei para montar su red de internet móvil 5G. Brasil prevé licitar esa tecnología en el primer semestre de 2021.

La opción estará entre la china Huawei, a la que Trump acusa de servir al espionaje de Pekín, y sus rivales, entre ellas las europeas Ericsson y Nokia, apoyadas por el mandatario estadounidense. Tras la firma, O’Brien dijo que esos créditos irán destinados a importaciones “especialmente en el área de las telecomunicaciones y la red moderna de telecomunicaciones 5G”.