El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantendrá su pronóstico de crecimiento económico para Estados Unidos en el 2013 en 2.1% tras el acuerdo de la semana pasada para evitar un precipicio fiscal, pero las negociaciones sobre el límite de endeudamiento del país representan riesgos, dijo la jefa del FMI, Christine Lagarde.

"Teníamos un pronóstico de crecimiento de 2.1% para Estados Unidos en el 2013. Con lo que se acordó, si se implementa en forma apropiada, por supuesto, estaremos dentro de los parámetros de lo que habíamos establecido", dijo Lagarde, a periodistas durante una visita a Costa de Marfil.

"La incertidumbre relacionada a la discusión sobre el límite de endeudamiento y recortes de gastos aún son dos grandes interrogantes para el avance de la estabilidad en la economía estadounidense", agregó.