El Departamento del Tesoro de Estados Unidos contrató al banco Lazard para que lo asesore en su oferta pública inicial de acciones de la automotriz General Motors Co, dijo el viernes una fuente con conocimiento del tema.

GM, la mayor automotriz de Estados Unidos, emergió en julio de la quiebra tras recibir un rescate de 50,000 millones de dólares, que le dio al gobierno estadounidense una participación de 61% de la empresa.

Canadá y la provincia de Ontario poseen cerca de 12% de GM.

No fue posible contactar a funcionarios de GM o del Tesoro para comentar la información.

El Tesoro entrevistó a pocas firmas para el rol de asesor, entre las que se encontraron Greenhill & Co y Perella Weinberg Partners, dijo la fuente.

Lazard Ltd, que finalmente resultó elegida, había trabajado con el sindicato de trabajadores de empresas automotrices cuando el gremio negociaba su rol en la reestructuración de GM.

Lazard también tiene otro nexo con General Motors: su banquero Felix Rohatyn fue asesor por muchos años del actual presidente ejecutivo de GM, Ed Whitacre, en sus años en la telefónica AT&T Corp.

Bajo los términos del acuerdo, Lazard recibirá 500,000 dólares por mes durante los primeros 12 meses o hasta que se complete la venta de acciones.

El contrato es por 18 meses y puede ser extendido.

Whitacre dijo el mes pasado, tras una reunión con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, y con la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que una oferta pública inicial de acciones de GM era posible este año o en el 2011.

Repago de préstamos

El mes pasado, GM anunció que devolvió los 8,000 millones de dólares en préstamos gubernamentales que recibió de Estados Unidos y Canadá como parte de su bancarrota.

El asesor económico de la Casa Blanca Lawrence Summers dijo en abril que el buen desempeño de GM había mejorado las posibilidades de que el gobierno adelante la venta de su participación en GM.

Además de los 7,000 millones de dólares de préstamos directos que el gobierno de Estados Unidos le dio a GM, el Tesoro le entregó 43,000 millones de dólares en efectivo, lo que eleva la inversión total a 50,000 millones de dólares.

La pérdida potencial para el gobierno se estimó en un momento en hasta 30,000 millones de dólares, según la oficina de presupuesto de la Casa Blanca. Sin embargo, la pérdida ahora se estima en 8,000 millones de dólares, según estimaciones del mercado.

Whitacre dijo el mes pasado que confiaba en que el gobierno recibiría todo el dinero que le entregó a GM.

La devolución de los préstamos y la finalización en abril de una revisión completa de sus resultados desde su resurgimiento de la bancarrota eran dos pasos necesarios para el lanzamiento de una oferta pública inicial de acciones.

RDS