Estados Unidos encabeza la lista de las mayores preocupaciones para los banqueros globales, por el impacto que tendría en el mercado financiero un default parcial si el Congreso no consigue un acuerdo para elevar el techo de endeudamiento.

En su radar de preocupaciones, integrado en su reporte mensual, el Global Economic Monitor , el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) destaca también el caso de España y el impacto que tendrá en los mercados una escalada del escándalo por la presunta corrupción del partido en el poder, que implicaría al actual presidente Mariano Rajoy.

A nivel banca, los financieros destacaron además el riesgo de que Chipre caiga en una moratoria al volverse insostenible el rescate y recapitalización de sus bancos, que han sido arrastrados por las pérdidas asociadas a su proximidad financiera con Grecia.

De acuerdo con el reporte, sólo hay un factor de riesgo en América Latina que podría escalar hasta convertirse en un factor de incertidumbre financiera y estaría localizado en Argentina.

Ahí, el temor es que se amplíen los desequilibrios macroeconómicos hasta motivar un default técnico sobre la deuda reestructurada.

Y de pasada, refieren el riesgo de un mayor desequilibrio en sus cuentas públicas, resultado de la opacidad de la difusión informativa, que ha sido motivo de sanciones del Fondo Monetario Internacional.

En su análisis advierten un renovado optimismo por una serie de señales que han favorecido el entorno en los mercados.

[email protected]