Washington.- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos retrasó en tres semanas la fecha cuando espera que el país se quedará sin opciones para evitar una cesación de pagos en sus obligaciones, lo que da más tiempo al Congreso para alcanzar un acuerdo presupuestario.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo que ingresos mayores a los esperados junto con medidas de emergencia para reducir el endeudamiento permitirán que el gobierno continúe emitiendo deuda bajo el límite legal de 14,3 billones de dólares hasta el 2 de agosto.

Geithner había estimado previamente que todo el espacio para pedir prestado se acabaría para el 8 de julio. La nueva estimación entrega más aire para el Gobierno del presidente Barack Obama para negociar un incremento en el límite de deuda con los republicanos en el Congreso, que quieren unir la legislación necesaria con recortes de gastos.

El Tesoro recortó sus estimados de endeudamiento para el actual trimestre en más de la mitad, a 142.000 millones de dólares, al citar mayores ingresos y menores gastos.

"Advierto fuertemente contra retrasar la acción" en incrementar el techo de la deuda del país, dijo Geithner, reiterando sus advertencias de que una moratoria en la deuda por parte de Estados Unidos generada por un punto puerto sobre el límite de la deuda tendría nefastas consecuencias para la economía.

Los republicanos y algunos legisladores demócratas han dicho que no elevarán el techo de la deuda sin reformas serias para recortar los miles de millones de dólares de déficit pronosticado para los próximos años.

apr