El Departamento de Agricultura de Estados Unidos anunció su intención de comprar más de 170 millones de dólares en carne de cerdo, cordero, pollo y pescado en comunidades afectadas por la sequía.

La medida, dada a conocer aquí por el Secretario de Agricultura, Tom Vilsack, representa la última acción del gobierno para paliar el efecto de la peor sequía en 25 años, y como resultado de la cual los precios de algunos granos han empezado a experimentar alzas.

Estas compras asistirán a los productores de puerco, cordero, pollo y pescado que están enfrentando dificultades debido a las difíciles condiciones en el mercado y los altos costos de producción resultados de la amplia sequía , dijo el funcionario.

Vilsack explicó que adicionalmente las compras permitirán mitigar la baja en los precios de la carne y estabilizar las condiciones del mercado.

La carne adquirida al amparo de estas compras estará destinada a los programas de asistencia alimentaria del gobierno federal, incluyendo bancos de alimentos que sirven a comunidades y personas de bajos recursos.

La mayor partida de estas compras, 100 millones de dólares estará destinada a adquirir carne de puerco, en tanto que las compras de pollo alcanzarán los 50 millones y las de cordero y pescado 10 millones de manera respectiva.

empresas@eleconomista.com.mx