La intensificación de la recesión supone el mayor riesgo para la calificación de la deuda de España, que todavía conserva el grado de inversión, dijo el jueves el jefe de calificaciones soberanas de la agencia Fitch.

"La mayor amenaza desde nuestro punto de vista al estatus de grado de inversión de España es que la recesión se intensifique y se convierta en una gran preocupación sobre la calidad de los activos bancarios y la solvencia del Estado", dijo David Riley, en una entrevista con Reuters Insider.

RDS