¿Calma antes de la tormenta? El Ibex se mantuvo en los 7,300 puntos al cierre, pese a haber caído 0.37%. Concluyó en los 7,306 puntos. La prima de riesgo, tras rozar los 525 puntos, terminó en 508 puntos.

El riesgo-país terminó bien tras una jornada en la que emitieron declaraciones sobre la actualidad de la zona euro. Draghi, De Guindos, la Comisión Europea y Merkel, se pronunciaron en torno a la economía de los países que más sufren la tensión de la deuda. Los mercados se preparan para lo que tenga que decir el presidente del Banco Central Europeo (BCE), el próximo 6 de septiembre. Todo el mundo da por hecho que limpiará la hoja de ruta de intervención para aplacar a los mercados de renta fija soberana de los países del arco mediterráneo.

El presidente del BCE, Mario Draghi, aseguró que la institución hará "lo que sea necesario" para garantizar la estabilidad de precios dentro de su mandato, lo que en ocasiones incluye la posibilidad de tomar "medidas excepcionales".

"Hay que entender que el cumplimiento de nuestro mandato a veces requiere que vayamos más allá de las herramientas estándar de política monetaria", defendió Draghi en un artículo publicado por el diario germano Die Zeit. El banquero italiano señaló que en ocasiones los mercados se encuentran fragmentados y sometidos a miedos irracionales, evitando que la política monetaria alcance de manera uniforme a los ciudadanos de la eurozona.

En Estados Unidos, la economía dio buenas noticias. El PIB creció más de lo previsto en el segundo trimestre. En lugar de un avance 1.5% anualizado, el impulso fue 1.7%. Pero nada de eso influyó en Wall Street. Todas las miradas siguen fijas a cuando el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dé explicaciones en su discurso sobre la política monetaria que seguirá la institución y sobre si habrá más estímulos.

Las peticiones de varias comunidades autónomas al fondo de rescate español puso los pelos de punta a los inversionistas y dispararon la prima de riesgo hasta los 525 puntos. Sin embargo, cerró en los 508 puntos con el bono a una década 6.46%. El riesgo-país italiano se situó en los 440 con su deuda a una década 5.77 por ciento.

Angela Merkel alabó los esfuerzos de Italia para cumplir con su "impresionante" programa de reformas y consolidación y aseguró que "pronto darán frutos". Su homólogo italiano, Mario Monti aseguró que "los mercados están comenzando a reconocer esos éxitos".

En alianza informativa con CincoDías.com