El desfase natural de los horarios de operación entre continentes, sumado a la relación directa que hay entre los problemas de Grecia y el mercado europeo fueron los factores que contribuyeron para que las bolsas de México y Nueva York, ralentizaran las caídas previas, respecto del resto.

Lo anterior, de acuerdo con el director ajunto del área de análisis de Ixe, Carlos Ponce.

Ayer, en la BolsaMexicana de Valores (BMV) el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cayó 0.39% a 31,995.28 unidades; mientras que en Wall Street, el Dow Jones y el índice tecnológico Nasdaq retrocedieron 0.57 y 0.91%, respectivamente.

Los mercados financieros volvieron a vivir momentos de gran volatilidad, ante la perspectiva de que los problemas por los que atraviesa Grecia se propaguen a otros países europeos como España, Portugal e Irlanda que mantienen problemáticas fiscales similares , destacó Manuel Guzmán, economista en jefe de Ixe.

En las plazas europeas las bajas fueron lideradas por la Bolsa de Atenas en la que su principal indicador, el ASE, retrocedió 3.9%; a esta caída siguió de cerca el descenso de 2.3% del índice de la Bolsa madrileña, Ibex-35.

#