El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 441 votos la reforma al artículo 89 de la Constitución por la que se modifican las atribuciones para la ratificación de los empleados superiores de Hacienda.

Lo anterior se da ante la antinomia jurídica (contradicción de normas) que salió a la luz el año pasado derivado de que por primera vez la Cámara de Diputados realizó las ratificaciones de los empleados superiores de Hacienda, tal como lo establece actualmente la Constitución.

En febrero del 2014, se reformaron y adicionaron disposiciones de la Constitución en materia político-electoral generando un cambio en el esquema de nombramientos de funcionarios públicos, otorgando la facultad exclusiva a la Cámara de Diputados de ratificar al secretario de Hacienda y Crédito Público y a los empleados superiores del ramo, y eliminando esa facultad al Senado de la República (Artículo 74). Sin embargo, no se modificó la fracción tercera del artículo 89 que señala que es obligación del presidente nombrar, con aprobación del Senado, a los empleados superiores de Hacienda.

Ahí está la antinomia. El artículo 74 dice una cosa y el 89, fracción tercera, dice otra.

Al fundamentar la reforma, la diputada integrante de la comisión Lidia García Anaya (Morena) indicó que “debemos recordar que la Cámara de Diputados por primera vez realizó la ratificación del secretario de Hacienda y Crédito Público y de los empleados superiores del ramo, de conformidad con las nuevas normas constitucionales, lo que hace necesario realizar las adecuaciones que permitan armonizar nuestro marco jurídico constitucional, para fortalecer la seguridad y certeza jurídica de la norma constitucional”.