El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, por 343 votos del PRI, PAN, PVEM, Panal y PES; 116 del PRD, Morena y MC en contra y dos abstenciones, la reforma a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, para separar al PensionISSSTE del ISSSTE y transformarlo en una empresa de participación estatal mayoritaria.

Durante la discusión del decreto correspondiente, cuya minuta se envió al final a la Cámara de Senadores para su eventual ratificación o modificación, las bancadas del PRD y Morena, en pleno, tomaron la tribuna, y su proceder les impidió, paradójicamente, hacer uso de la voz para presentar sus reservas o propuestas de modificación al dictamen registradas previamente.

En total, se presentaron 118 reservas; PRI, una; PRD, 17; Morena, 86; MC, 13, y una la bancada del PES.

Hasta el cierre de la edición, los diputados de Morena continuaban con la presentación, una a una, de sus reservas ante un salón de sesiones semivacío, por lo que la votación del dictamen en lo particular no se realizaba aún.

De acuerdo con el decreto, la reforma aprobada prevé la constitución de una sociedad que funcionará, a partir del 1 de julio del 2016, como administradora de fondos para el retiro en términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (LSAR), en sustitución del PensionISSSTE y con la calidad de entidad paraestatal .

El gobierno federal no responderá por las obligaciones a cargo de la sociedad, ni por cualquier minusvalía en el valor de las sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro que dicha sociedad administre y opere (...) Las sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro que administre y opere la sociedad no serán consideradas entidades paraestatales de la Administración Pública Federal , precisa la enmienda.

Asimismo las comisiones que cobre la nueva sociedad serán determinadas por su consejo de administración, conforme a lo establecido por la LSAR y que, en todo caso, éstas no podrán exceder del promedio de las que cobren las administradoras de fondos para el retiro.

Los legisladores coincidieron con el Ejecutivo federal respecto de la necesidad de establecer una empresa de participación estatal mayoritaria que administre los recursos para el retiro bajo condiciones similares a las de otras administradoras de fondos para el retiro; al separar al PensionISSSTE del ISSSTE, argumentaron, la nueva sociedad funcionará bajo directrices que le permitirán una operación autónoma.

Al fundamentar el dictamen desde la tribuna a nombre de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Mariana Benítez Tiburcio (PRI) explicó que se modificó la iniciativa original del presidente Peña Nieto para dar certeza a todos los derechohabientes del PensionISSSTE, aclarar que no se privatiza y sí garantiza la continuidad de sus operaciones a fin de no afectar a los trabajadores cuyas cuentas individuales ya administra.

Los representantes del PRD, Morena y MC coincidieron en que la reforma sí es privatizadora.

[email protected]