La Cámara de Diputados aprobó ayer una solicitud del gobierno para elevar a 145.8% la cuota que el país aporta al Fondo Monetario Internacional (FMI), que busca recaudar más fondos para hacer frente a la crisis de deuda en Europa.

La nueva aportación del país equivaldría a unos 14,037 millones de dólares, según el dictamen que el mes pasado ya había aprobado el Senado.

El incremento de la cuota significa para México una mayor influencia en la toma de decisiones en los órganos de gobierno del Fondo Monetario Internacional , indicó la Cámara en un comunicado.

Ahora el proyecto aprobado regresará a manos del presidente Felipe Calderón para que lo publique en el Diario Oficial de la Federación.

Como parte de una reforma aprobada por una mayoría de los integrantes del FMI en el 2010, México elevará su cuota al organismo crediticio internacional a 8,912 millones de los llamados Derechos Especiales de Giro (DEG), desde los 3,625 millones de DEG vigentes desde marzo de este año.

Los DEG, que son la unidad contable del FMI, se usan como un activo de reserva en los bancos centrales. No son una moneda como tal y no están disponibles para el sector privado.

Con este ajuste, la participación del país en relación con las cuotas totales del FMI pasaría de 1.52 a 1.87%, lo que implica que la posición de México suba del lugar 16 al 14, así como que aumente su poder de voto de 1.47 a 1.80% y mayor respalde económico del Fondo.