La recuperación económica mundial avanza lentamente y le tomará meses a la actividad productiva o quizá años, regresar al dinamismo previo de la crisis, advirtió Mario Amano, Secretario General adjunto de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Según el funcionario, la catástrofe natural que sufrió Japón en marzo y los problemas administrativos que han presentado las economías del Mediterráneo, han sido determinantes para limitar aún más el lento despegue que de por sí, traía la economía global.

A estas alturas, reconoció, nadie puede precisar aún los tiempos que tomará el fortalecimiento de la economía mundial. Y observó que él no es indicado para particularizar sobre el caso mexicano y los países de América Latina.

Tras inaugurar la Conferencia Latinoamericana para la Medición del bienestar y la promoción del progreso de las sociedades, en México, comento que entre Estados Unidos, Europa y Japón, solo EU mantiene signos claros de recuperación.

RDS