La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió hoy la política económica de su gobierno y aseguró que a la vuelta de tres años de gestión ha cumplido lo que prometió en su campaña, informó el portal del diario brasileño Folha.

Rousseff, quien asumió el poder el 1 de enero de 2011, dijo que llega a su cuarto año de administración siguiendo las directrices de lo que prometió en la campaña de 2010, así como los fundamentos macroeconómicos que garantizan beneficios sociales y pleno empleo.

Nosotros llegamos al cuarto año de mandato siguiendo las directrices que nos propusimos durante la campaña y, también, desde la posesión , dijo la mandataria, al encabezar en Brasilia el acto de juramentación de cuatro nuevos ministros de su gabinete.

Explicó que nuestros objetivos fueron claros: nosotros queríamos mantener los fundamentos macroeconómicos, con crecimiento de la economía, todo el proceso de inclusión social iniciado desde 2003 con la elección del presidente (Luiz Inácio) Lula (da Silva) .

Sostuvo que su gobierno aseguró que "debería ser mantenido y ampliado el programa de generación de empleos, más aún en una situación dramática de crisis" financiera internacional.

Folha indicó en su reporte que Rousseff inició en enero pasado su cuarto año de mandato en medio de críticas por el rumbo de la política económica oficial, tema que debe pautear las principales decisiones del gobierno en el primer semestre de 2014.

EL BOVESPA COMIENZA FEBRERO CON FUERTE TROPIEZO

Los mercados no recibieron con gusto asa declaraciones de la presidenta, luego que la bolsa de Sao Paulo cerró este lunes con una fuerte caída de 3.13% respecto al viernes.

"Hay un clima general de pesimismo", dijo a la AFP Alex Agostini, economista jefe de la calificadora de riesgo Austin Rating, citando informaciones negativas desde China y Estados Unidos.

"La caída fue general", dijo Agostini añadiendo que las 72 acciones del principal índice de la bolsa paulista, el Ibovespa, registraron números rojos.

La Bolsa de Sao Paulo, la de mayor tamaño en América Latina, siguió así en línea con los mercados de Wall Street, donde el Dow Jones retrocedía un 2% a media jornada.

En 2013, el Ibovespa registró una caída de 15.5%, luego que en 2012 acumulara un alza de 7.39 por ciento.

Con información de AFP y Notimex

nlb