Eran 13 reservas -principalmente, la relativa al precio del barril de petróleo- las que, hasta el cierre de esta edición, mantenían detenida la aprobación, en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, del dictamen de Ley de Ingresos de la Federación para el 2013, que pretendía subirse hoy mismo al pleno de la Cámara Baja.

El proyecto original, enviado por el Ejecutivo, establece un precio de la mezcla mexicana de petróleo de 84.9 dólares, pero los diputados discutían si era el adecuado o habría que incrementarlo a 86 dólares, que representarían 4,500 millones de pesos más.

Otros puntos que detenían hasta la noche de ayer la aprobación del dictamen de la Ley de Ingresos eran los requisitos de deducibilidad en gastos médicos; la claridad y facilidad en todos los trámites fiscales para los contribuyentes; que los gobiernos estatales y municipales se pusieran al día en el pago de impuestos, y una especie de perdón fiscal para los contribuyentes del 2007, entre otros.

El tema de la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) se mantenía en 30 por ciento.

Pese a ello, la Comisión de Hacienda y Crédito Público confiaba, hasta el cierre de esta edición, en llegar a acuerdos en las reservas para aprobar en lo general el dictamen y subirlo al pleno en la sesión de hoy, miércoles.

EN SESIÓN PERMANENTE

Estamos en sesión permanente y, por el tema de la urgencia, estamos en comunicación con la Mesa Directiva para que, de inmediato, se procesen y se manden ya los dictámenes a los 500 diputados y mañana (hoy) a las 12, demos este inicio para resolver y votar la Ley de Ingresos , dijo el presidente de la comisión de Hacienda , José Isabel Trejo.

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados comenzó a sesionar cerca de las 5 de la tarde de ayer y, aproximadamente hora y media después, se decretó un receso para discutir las reservas. Hasta las 10 de la noche de ayer, aún no se reanudaba la sesión.

Previo a ello, el titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Ernesto Revilla Soriano, reiteró que la Iniciativa de Ley de Ingresos 2013 no propone modificaciones sustantivas al actual marco fiscal ni al sistema tributario respecto de lo aprobado en el 2012. Se trata de un paquete inercial sin modificaciones sustantivas .

Agregó que la propuesta del Ejecutivo estima un crecimiento del PIB para el 2013 de 3.5%, una inflación de 3% y un tipo de cambio de 12.90 pesos por dólar.

Se propone un déficit cero y obtener ingresos presupuestarios por un total de 3 billones 931,289 millones de pesos.

El subsidio a la gasolina sería de unos 41,000 millones de pesos, según la iniciativa.

[email protected]