Debido a diversas variables económicas nacionales e internacionales que influyen sobre el nivel de deuda del país, es posible que pueda subir o bajar respecto a la última estimación que hizo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que podría representar 50.5% del Producto Interno Bruto (PIB) para el cierre de este año.

Luis Madrazo, jefe de la unidad de planeación económica de la dependencia, explicó que el principal determinante de la medición de la deuda es precisamente el nivel de déficit que se tenga en el país, y el segundo aspecto es el nivel del PIB que se tenga en ese momento. Con ello se suma la deuda que se encuentra en moneda nacional con la deuda en moneda extranjera y a partir de ahí se realizan estimaciones.

NOTICIA: SAT recauda más de 100 mdp por FATCA

"Por supuesto que hay incertidumbre sobre estas variables, son variables que sirven para dar un contexto respecto a la evolución del déficit que nosotros estamos previendo. Lo que tenemos son proyecciones que pueden variar con los componentes que dependen de la deuda y que sirven para evaluar. Eso implica que tenemos una estimación de cierre de deuda y puede variar por otras variables", expuso en conferencia de prensa.

Lo anterior lo comentó debido a que diversos organismos de la sociedad civil y del sector privado han estimado que el nivel de endeudamiento del país será mayor a las previsiones de Hacienda, incluso que podría ascender al 55% del PIB por las presiones que tiene el gobierno federal en materia de pensiones, costo financiero de la deuda y las participaciones que se entregan a las entidades federativas.

Con respecto al incremento de endeudamiento por 5,000 millones de pesos que se tendrá para el próximo año, dijo que es consistente con la trayectoria de ajuste en los requerimientos financieros del sector público y que el próximo año se equilibrará el nivel de deuda.

"El endeudamiento que se solicitó, por supuesto que tienen que estar dedicado a la inversión, es algo constitucional, y se va a estabilizar el nivel de deuda el año que entra".

El funcionario no quiso dar una estimación exacta de cuánto podría representar el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público -que es la medida más ampliada del nivel de deuda del país- respecto del PIB.

Para el cierre de septiembre, la deuda del país representó 48% del PIB. Si bien se considera que hay margen de endeudamiento, lo preocupante, según analistas, es el ritmo en el que ha incrementado, pues en lo que va del sexenio ha incrementado en más de 10 puntos porcentuales del PIB.

El apoyo a Pemex ha sido suficiente

A pesar de los señalamientos que hizo la calificadora Fitch Ratings acerca de que el apoyo que ha brindado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido insuficiente para evitar su insolvencia, Luis Madrazo, jefe de la unidad de planeación económica de la dependencia aseguró que ha sido suficiente.

"Consideramos que el apoyo que se ha dado ha sido suficiente para permitirla operar y Pemex está haciendo lo necesario para fortalecerse. Está llevando acabo ajustes que se verán reflejados en el plan de negocios que está terminando de elaborar".

NOTICIA: En el ranking de inclusión financiera, México retrocede

El funcionario de Hacienda también dio a conocer el balance de las fianzas públicas del país en el tercer trimestre del año, en donde concluyó que a pesar del panorama complicado a nivel mundial, México ha tenido un desempeño positivo.

Destacó el avance de los ingresos tributarios, que de enero a agosto del 2016 crecieron 11.2% en términos reales y respecto al mismo periodo, pero del 2015.