La deuda pública de España alcanzó el 96.8% del Producto Interior Bruto (PIB) en el tercer trimestre, tras 96.4% en el trimestre anterior, según cifras publicadas este viernes por el Banco de España.

El gobierno prevé terminar el año con una deuda pública de 97.6% del PIB y superar la barrera simbólica del 100% en 2015, con 100.3 por ciento.

Según las mismas previsiones, la deuda de la cuarta economía de la Eurozona debería alcanzar un récord en 2016, a 101.5%, antes de retroceder a 98.5% en 2017.

La deuda pública española que era de sólo 36.3% en 2007, se disparó con la llegada de la crisis un año después.

Estas previsiones tienen en cuenta nuevas normas europeas que inflan de forma mecánica el PIB español, disminuyendo por lo tanto el porcentaje de su deuda, al incluir actividades ilícitas como el tráfico de droga y la prostitución, pero también el gasto en los sectores militar y de investigación y desarrollo.

Madrid preveía anteriormente porcentajes ligeramente superiores.

La cuarta economía de la Eurozona se reactiva, después de haberse hundido en la recesión tras el estallido de su burbuja inmobiliaria en 2008. Según Madrid, el PIB debe crecer 1.3% este año y 2% el año que viene, más que sus vecinos europeos.

Sin embargo, el país sigue golpeado por un desempleo masivo, con una tasa de 23.67% en el tercer trimestre, y las desigualdades aumentaron en los últimos años.

erp