El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, aseguró que el nivel de deuda en que se encuentra el país no será un problema para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Hemos repetido muchas veces que la deuda en México tiene niveles sostenibles y va en una trayectoria decreciente como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB)”, dijo luego de participar en la XII Convención de la Asociación de Sociedades Financieras.

En el anexo estadístico del Sexto Informe de Gobierno se expone que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) se ubicaba en 37.24% del PIB en el 2012 y para el cierre del 2018 se contempla que se ubicara en 45.5% del PIB.

Los últimos datos de la SHCP indican que, al cierre de julio de este año, el SHRFSP ascendió 2.8%, respecto de los primeros siete meses del 2017, y se ubicó en 9 billones 995,800 millones de pesos. En diciembre del 2017 se ubicaba en 9 billones 268,176 millones de pesos.

González Anaya reafirmó que la deuda de México no es una preocupación como sucede en otros países, pues “pocos países tienen una deuda con una trayectoria descendiente como porcentaje del PIB y tenemos, para dar algunas comparaciones, una deuda que es la mitad como porcentaje de la economía de España y de Estados Unidos”.

El secretario agregó que la actual administración dejará al siguiente gobierno una economía estable y unas finanzas públicas sanas y sostenibles.

Transición va por buen camino

Refirió que mantiene reuniones constantes con el equipo de transición que lidera Carlos Urzúa, quien será el próximo secretario de Hacienda, para entregar en tiempo y forma el Paquete Económico del 2019, que incluye la iniciativa de Ley de Ingresos y el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación.

“El proceso de transición va muy bien, estamos trabajando muy de cerca, cada vez los equipos trabajan conjuntamente para la elaboración del Paquete Económico (...) no sólo ha habido reuniones a nivel de secretarios, sino en niveles más abajo”.

Refirió que desde Hacienda siguen trabajando para entregar un presupuesto para que la otra administración lo someta al Congreso y ellos serán los responsables de terminar de elaborarlo y entregarlo antes del 15 de diciembre.

“Nosotros estamos obligados y además encantados de ayudarlos a elaborar el paquete”, expresó.

El funcionario recordó que a lo largo de este sexenio, la economía mexicana enfrentó vientos en contra, “pero los hemos sorteado bien y vamos a seguir trabajando en esto a través de finanzas públicas sanas y una conducción prudente”.

Desregulación del sector, con resultados positivos

Hacienda destaca crecimiento de las sofomes

La desregulación que vivió el sector de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) dio paso a que estas entidades se convirtieran en la actualidad en participantes importantes del sistema financiero, indicó José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda y Crédito Público.

Durante su participación en la 12 Convención Anual de la Asociación de Sofomes en México (Asofom), González Anaya recordó que él fue de los personajes que buscó que estas entidades fueran poco a poco desregulándose, lo que en la actualidad ha tenido resultados fantásticos, pues cuentan con una cartera del orden de 800,000 millones de pesos.

“Considero que esto que empezó con un proceso de desregulación, hace casi dos sexenios y en estos últimos años, se ha convertido en una parte fundamental de promover el acceso al crédito a una población que de otra manera no la tendría”, expuso González Anaya en su participación.

El funcionario destacó los resultados que llegaron con la reforma financiera, pues tan sólo en el 2012 había 21 sofomes reguladas y en la actualidad ya son 46; mientras que las no reguladas pasaron de 2,956 a 1,577, con un aumento en su cartera de 301,900 millones de pesos a 521,925 millones de pesos.

Por su parte, Adolfo González Olhovich, presidente de la Asofom, indicó que en la siguiente administración se deben afinar algunos puntos para que continúen estas instituciones en su labor de inclusión financiera.

“Hay temas que creo son importantes: mantener el Estado de Derecho, los vínculos con la banca de desarrollo y el tema de competencia, que todo el piso esté parejo para todos, pues hay todavía algunas distorsiones con otros intermediarios que generan algunas asimetrías en el mercado”, explicó González Olhovich.

El presidente de la Asofom detalló que la próxima administración debe trabajar más en el tema de fondos de garantía, con el fin de apoyar la derrama de financiamiento que realizan organizaciones como las sofomes.

“En los fondos de garantía, nosotros estamos ciertos de que el Estado no debe prestar directamente, porque podría generar algunas distorsiones, pero sí puede garantizar para que el ecosistema preste, entonces a aquel que no tiene una casa para dejar en hipoteca, si el Estado lo apoya, podemos generar financiamiento”, expuso González Olhovich.

El presidente de la Asofom destacó el papel que han tenido las sofomes desde su creación (en el 2006), pues se han vuelto participantes activos para la creación de empleos en el país.

“Las sofomes hoy en día tienen una cartera del orden de  800,000 millones de pesos, de los cuales 500,000 millones están otorgados en créditos de personas morales y personas físicas con actividad empresarial, esto quiere decir que son créditos productivos, estamos generando empleos en México a través de esto”, detalló. (Con información de Fernando Gutiérrez)