La deuda de las entidades federativas y municipios de México se duplicó en los últimos años al pasar de 186,470 millones de pesos en 2007, a 482,807.2 millones al cierre del 2013, su mayor nivel desde que se tiene registro.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el saldo de la deuda local al cierre de 2013 representó 2.6 veces más que el monto de 2007 o un incremento nominal de 158.91% durante la pasada administración.

Con respecto al saldo de 2012, de 434,761.2 millones de pesos, las obligaciones financieras de las entidades federativas y municipios mexicanos registraron un incremento de 11.05 por ciento.

Además, la deuda de estados y municipios como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) representó 3% al cierre del año pasado, su mayor nivel desde 1994, cuando inició el registro de este endeudamiento.

Según el reporte de la dependencia, las cinco entidades más endeudadas en 2013 y que concentran 49.1% del saldo total son Distrito Federal, con 62,962.5 millones de pesos, y Nuevo León, con 51,911.9 millones de pesos.

Le siguieron Chihuahua, con 41,768.2 millones de pesos; Veracruz, con 40,923.8 millones, y el Estado de México, con 39,622.3 millones de pesos.

En contraste, las cinco entidades con menor deuda al cierre del año pasado y que en conjunto representaron sólo 1.60% del saldo total son Tlaxcala, que no presenta endeudamiento, y Campeche, con 998.5 millones de pesos.

Les siguieron Querétaro con 1,767 millones de pesos; Yucatán, con 2,478.9 millones, y Baja California Sur, con 2,483.8 millones de pesos.

Como proporción del PIB por entidad federativa, las que registraron los niveles más altos al cierre de 2013 son Chihuahua con 9%; Quintana Roo, con 7.5; Chiapas, con 7.2; Coahuila, con 6.8, y Nayarit, con 6.1 por ciento.

En tanto, los estados con menor endeudamiento respecto a su PIB son Tlaxcala con un nulo porcentaje (0.0%); Campeche, con 0.1%; Querétaro, con 0.6; Tabasco, con 1%, y Yucatán, con 1.1 por ciento.

nlb