La deuda de las 32 entidades federativas y sus municipios ascendió a 396,832 millones de pesos en el primer trimestre del 2012, es decir, un aumento de 26% con respecto al mismo periodo del año anterior, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Los pasivos de los 31 estados y el DF pasaron de 315,017 a 396,832 millones de pesos, lo que significó un aumento de 81,816 millones.

Zacatecas mostró el mayor incremento porcentual. Sus obligaciones financieras aumentaron de 652 a 4,853 millones de pesos, esto es, un incremento de 644 por ciento.

Le siguieron Coahuila, con 338%; Campeche, con 137%; Morelos, con 125%, y Chiapas, con 92.75 por ciento.

De acuerdo con la calificadora Standard and Poor’s (S&P), el margen de maniobra presupuestal de los gobiernos locales podría estancarse, ya que en años electorales tienden a incrementar su gasto operativo, lo cual presiona la deuda.

Creemos que podría haber ajustes de calificaciones a la baja en el 2012, especialmente porque habrá elecciones locales en 15 estados, 887 municipios y se elegirá al Presidente la República , mencionó Daniela Brandazza, directora de Deuda Pública para América Latina de S&P.

Sólo cinco de las 32 entidades registraron una disminución de sus empréstitos durante el último año. Se trata de Guerrero, con una baja de 14.48%; Baja California Sur, con 7.1%; Querétaro, con 6.50%; Hidalgo, con 5.88%, y San Luis Potosí, con 4.42 por ciento.

CINCO ESTADOS, ATADOS DE MANOS

El monto neto de la deuda representó 2.7% del Producto Interno Bruto (PIB) estatal; sin embargo, por entidad las cifras son dispares. Los pasivos de Coahuila representaron 7.9% de su PIB; en Quintana Roo, 6.6%, y en Nayarit, 6 por ciento. En contraste, en Campeche y Tlaxcala apenas 0.1 por ciento.

El socio de Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, Carlos González, comentó que la deuda estatal es relativamente pequeña cuando se compara con el PIB.

Sin embargo –dijo-, la forma correcta de medirla es contra las participaciones o los ingresos avalados.

Los gobiernos estatales tienen un nivel relativamente elevado de deuda cuando sus pasivos superan 100% de sus participaciones, agregó el especialista.

Al primer trimestre, la deuda significó 78.6% de las participaciones que se transfieren a los gobiernos subnacionales.

En cinco entidades la deuda superó 100% de los recursos transferidos por la Federación: Coahuila (299%), Quintana Roo (216%), Nuevo León (168%), Chihuahua (125%) y Michoacán (105 por ciento).

POR TRIMESTRE

Con relación al 2011, las obligaciones financieras de las 32 entidades federativas aumentaron 6,055 millones de pesos, es decir, 1.5 por ciento.

Zacatecas también mostró el mayor incremento en los tres últimos meses, con un alza de 31 por ciento. Le siguieron Morelos, con 13.16%; Michoacán, con 10.39%; Chiapas, con 8.87%, y Jalisco, con 6.58 por ciento.

Tlaxcala también destacó, tras pasar de cero deuda en diciembre del 2011 a 41 millones de pesos en marzo de este año.

La calificadora Moody’s comentó que con el desempeño favorable de las participaciones no sólo se puede hablar de una recuperación en el rubro, después de la caída sufrida en el 2009 de los ingresos por dicho concepto, sino también del fortalecimiento del desempeño de los créditos respaldados de estados y municipios.

fernando.franco@eleconomista.mx