La deuda de las 32 entidades federativas del país creció 24.2% en el 2011 con respecto al año previo, reveló la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Las obligaciones financieras de los 31 estados y el Distrito Federal ascendieron a 390,777 millones de pesos, es decir, 76,113 millones más que en el 2010.

En términos reales, en el primer lustro de la administración de Felipe Calderón aumentaron 96.7 por ciento.

Zacatecas fue el gobierno local que registró el mayor crecimiento en su endeudamiento durante el periodo. Sus pasivos aumentaron 444%, al pasar de 682 millones de pesos en el 2010 a 3,708 millones en el 2011. Es decir, en tan sólo un año avanzó en 3,026 millones.

Coahuila se posicionó en segundo lugar. Sus obligaciones se incrementaron en 342%, al sumar 36,510 millones de pesos. Si bien Zacatecas lo desplazó con el mayor incremento porcentual, los coahuilenses tienen la mayor participación aún en la deuda estatal total: 9.34 por ciento.

Le siguieron Campeche, con un alza de 207.6%; Morelos, con 125%; Nayarit, con 76%; Chiapas, con 73%; y Colima, con 70 por ciento.

En contraste, siete fueron los estados que redujeron su deuda. Se trata de Sonora (18.9%), Baja California (11.4%), Guerrero (7%), Hidalgo (6.9%), Querétaro (6.2%), San Luis Potosí (3.8%) y Estado de México (0.1 por ciento).

Tlaxcala registró un endeudamiento de 53 millones de pesos. Si bien es un monto relativamente pequeño, es representativo si consideramos que no tenía pasivos, al menos no registrados ante la SHCP.

NIVELES SIN PRECEDENTE

Respecto del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), los ingresos totales garantizables y las participaciones, los pasivos de los gobiernos subnacionales alcanzaron un nivel récord.

En relación con el PIBE representaron 2.9%, el más elevado desde 1994. Sin embargo, en Coahuila alcanzó una cifra de 8.6%, en Nayarit 6.9%, en Quintana Roo 6.8% y en Chiapas 5.7 por ciento.

Al compararse con las participaciones, la relación promedio fue de 79.2 por ciento. No obstante, en estados como Coahuila superó 300%, Quintana Roo 204%, Nuevo León 166%, Chihuahua 118% y Nayarit 112 por ciento.

Finalmente, respecto de los recursos garantizables, representó 61.4 por ciento.

El socio de Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, Carlos González, comentó que la deuda estatal es relativamente pequeña cuando se compara con el PIBE. Sin embargo –dijo-, la forma correcta de medirlo es contra las participaciones o los ingresos avalados.

Cuando se analiza desde esa perspectiva, se puede observar que varios son los estados que tienen un limitado margen de maniobra, particularmente aquellos que superan 100% de sus participaciones.

ENDEUDAMIENTO POR PERSONA

Coahuila encabezó la lista de la deuda per cápita. Cada uno de los 2.75 millones de personas que habitan el estado deben 13,284 pesos. Los quintanarroenses adeudan 9,826 pesos, los nuevoleoneses 8,293 pesos, los defeños 6,353 pesos y los sonorenses 5,267 pesos.

Los tlaxcaltecas son los que menos dinero desembolsarían si el gobierno decidiera liquidar el día de hoy su deuda. Los 1.2 millones de habitantes de la entidad pagarían 45 pesos.

EN EL 2011

SIETE ENTIDADES SE BENEFICIAN DEL FONDO DE RECONSTRUCCIÓN

Siete estados contrajeron créditos con garantía del Fondo de Reconstrucción de las Entidades Federativas por 6,111 millones de pesos en el 2011, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Se trata de Nuevo León, Chiapas, Durango, Oaxaca, Tamaulipas, Tabasco y Veracruz. En todos los casos fueron financiamientos con un plazo a 24 meses.

El fondo brinda apoyo a los gobiernos locales que hayan enfrentado un desastre natural ocurrido a partir del 2010. Durante la vida del crédito, el gobierno local sólo paga los intereses, debido a que el capital es cubierto a su vencimiento con el producto de la redención de Bonos Cupón Cero, adquiridos por el Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas, explicó la dependencia.

De la bolsa total registrada, Nuevo León obtuvo la mayor partida, con 2,306 millones de pesos, el pasado 23 de junio del 2011.

Siguieron Chiapas, con 1,894 millones de pesos; Oaxaca, con 860 millones; Tabasco, con 748 millones; Tamaulipas, con 135 millones; Durango, con 91 millones, y Veracruz con 77 millones.

EL ORIGEN

Por primera vez en la historia, en el 2011 se otorgó una bolsa en el presupuesto por 52,000 millones de pesos para enfrentar los efectos de los cambios climatológicos, como la sequía y las heladas. Su operación está a la par del Fondo Nacional de Desastres.

De acuerdo con cifras de la SHCP, la emergencia que generan los fenómenos naturales propicia un costo cercano a 38% del Producto Interno Bruto del país.

Tan sólo la sequía -según la Secretaría de Desarrollo Social- ha afectado a 2.4 millones de personas en 19 estados del país, es decir, en 40% del territorio nacional.

Las heladas fueron otro fenómeno que golpeó de manera importante la cosecha de maíz, frijol, caña y trigo, entre otros productos, en diversos estados del país. Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Baja California Sur, Nuevo León, entre ellos.

9.8 por ciento concentró Coahuila de la deuda estatal neta en el 2011.

444 por ciento crecieron los pasivos de Zacatecas durante el año pasado.

76,000millones de pesos aumentó la deuda estatal durante el último año.

ferna[email protected]