Washigton.- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo el martes que la situación de deuda del país era tan severa que el Congreso debía afrontarla o enfrentar el riesgo de que el país deba pagar tasas de interés mucho más altas cuando pida crédito.

"No hay forma de saber cuánto tiempo le darán los sistemas financieros al sistema político para salir adelante de este problema", dijo Geithner en comentarios preparados para una reunión del Harvard Club en Nueva York.

"Cuando la confianza gira, puede volverse en contra con una fuerza brutal y con un impulso que es muy difícil y costoso de detener", agregó.

Geithner, que está en medio de intensas negociaciones con los congresistas republicanos por el presupuesto, dijo que un borrador apoyado por los republicanos en la Cámara de Representantes "no será aprobado en el Congreso, ahora o en el futuro".

El funcionario pidió a los legisladores de ambos partidos que trabajen en un plan para bajar el déficit "gradualmente pero dramáticamente" en un periodo de tres a cinco años. La intención sería tener el déficit por debajo del 3% del PIB, desde los niveles actuales situados en torno a un 10 por ciento.

"Si ponemos nuestros déficits en camino para tenerlos debajo del 3% del PIB para el 2015 y mantenerlos allí, con reformas que los políticos se comprometan a mantener, entonces la deuda federal mantenida por particulares llegará a un 70 a 80% del PIB y después empezará a caer", dijo Geithner.

El secretario del Tesoro dijo que los límites a la deuda eran necesarios para obligar a los políticos a tomar las acciones necesarias para que el país comience a vivir dentro de sus posibilidades.

apr