En los primeros cinco años de la administración de Felipe Calderón, la deuda de cuatro estados se disparó más de 1,000% en términos reales, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Se trata de Zacatecas, Chiapas, Tamaulipas y Coahuila. Este último fue el caso más crítico, Sus pasivos pasaron de 420 millones de pesos en diciembre del 2006 a 36,510 millones en el 2011, es decir, un incremento de 6,905 por ciento.

Durante el periodo, sus obligaciones financieras aumentaron en 19.77 millones de pesos diarios.

Los empréstitos de Zacatecas avanzaron de 216 a 3,708 millones de pesos, lo que significó un alza de 1,283%, con un crecimiento de 1.91 millones día a día.

La deuda de Chiapas se disparó 1,200%, al pasar de 882 a 14,226 millones de pesos, es decir, 7.31 millones diarios.

Tamaulipas registró un crecimiento de sus adeudos de 783 a 11,277 millones de pesos, 1,060% más. El ajuste obedeció a un endeudamiento promedio diario de 5.75 millones.

Las obligaciones financieras de las 32 entidades federativas crecieron 97% en el primer lustro del actual sexenio, a 390,777 millones de pesos, es decir, un incremento de 126.4 millones diarios.

Nayarit destacó también con un incremento en sus empréstitos de 714%, Quintana Roo con 458%, Michoacán 334%y Veracruz con 308 por ciento.

Campeche es un caso especial. De no tener deuda registrada con la SHCP en diciembre del 2006, al cierre del año pasado sumó pasivos por 1,011 millones de pesos.

PREVÉN QUE SIGA LA TENDENCIA

De acuerdo con especialistas, la tendencia a la alza continuará en este año, impulsado por los comicios federales y locales.

El crecimiento de la deuda estatal y, por ende, de los recursos dirigidos a su cumplimiento puede continuar a lo largo de este año, derivado de las elecciones, advirtió Moody’s.

LA OTRA CARA

Sólo tres estados redujeron sus pasivos en el periodo. Tlaxcala lo hizo en 76.35%, el Estado de México en 3.73% y Querétaro en 2.29 por ciento.

[email protected]